afanosos por nadaafanosos por nada Photo by Sebastian Voortman on <a href="https://www.pexels.com/photo/body-of-water-during-golden-hour-189349/" rel="nofollow">Pexels.com</a>

En más de alguna ocasión las personas se han sentido afanosos o preocupadas por algo que van a enfrentar, en cierta medida es bueno pues, es una emoción o reflejo que se tiene para estar alerta, a esto se le puede denominar Ansiedad. Es por ello que traemos en esta ocasión porque no debemos estar afanosos por nada.

Filipenses 4:6-7: El Refugio Bíblico ante la Ansiedad

“Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.” Filipenses 4:6-7 RVR60

Ahora bien, lo complicado es cuando esa preocupación se vuelve una manifestación incontrolable y que lejos de mantener alerta a la persona, le hace pasar a un estado de extrema preocupación, a tal grado que no razone sobre las posibles decisiones que deba tomar.

A este cuadro clínico los médicos le denominan Trastorno de Ansiendad, el cual, si no se controla adecuadamente, el trastorno puede volverse en una depresión, lo que puede ser aún más complejo.

Según el libro cristiano de Max Lucado Ansiosos por Nada, en Estados Unidos los trastornos de ansiedad son el problema mental número uno entre las mujeres y el segundo entre los hombres.

Asimismo según algunos estudios efectuados en ese país se espera que cerca de cincuenta millones de personas padezcan un ataque de pánico, fobias u otros trastornos de ansiedad.

Estadísticas Alarmantes: Los Trastornos de Ansiedad en América Latina

América Latina no se queda atrás, solo en El Salvador, según un estudio de Prevalencia de Aleteraciones Mentales efectuado por una reconocida universidad en el año 2010, revela que el trastorno de ansiedad fue la primer causa de consulta a nivel nacional entre los años 2001 y 2002.

Mientras, el Instituto de Medicina Legal, en el año 2008, reportó 635 suicidios. El Ministerio de Salud en el año 2010 informó acerca de 1.287 suicidios y 31.200 intentos de suicidio registrados en el año de 2009.

Cómo Enfrentar la Ansiedad según la Perspectiva Cristiana

Sin embargo se puede encontrar consuelo en la Palabra de Dios. En el libro de Filipenses capítulo 4 versículos 6 y 7 encontramos lo siguiente: Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.

Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.”.

De acuerdo a esta escritura, la ansiedad no tiene que dominar nuestros pensamientos, es decir está ahí pero no debe dominar nuestras vidas. Para ello debemos confiar plenamente en el Señor Jesús.

Hay otros versículos que hablan acerca de la ansiedad, sin embargo el autor nos invita a tener un recorrido extraordinario con el Señor, en este versículo.

Max Lucado lo revisa punto por punto, conociendo la bondad de Dios, pidiéndole ayuda, presentándole las peticiones a Él, teniendo momentos de intimidad a través de la Oración, dejándolas preocupaciones a Dios y meditando en todo lo bueno.

Descubriendo la Calma en Medio de la Ansiedad: Lecciones Prácticas

Aparentemente ya lo hemos escuchado antes, pero la forma en cómo el autor lleva a sus lectores a ponerlo en práctica es lo importante, así se dice que, puedes dormir mejor esta noche y sonreír más mañana.

Puedes tranquilizarte y ver las malas noticias a través del lente de la soberanía. Puedes descubrir una vida caracterizada por la calma y desarrollar las actitudes necesarias para enfrentar los embates de la ansiedad.

El libro reconoce que hay muchas cosas en la vida que nos causan ansiedad, por ello trata de que tengamos más confianza en Dios, de tal manera que le da control sobre nuestras ansiedades y nos deja exactamente ansiosos por nada. «Debido a que el Señor está cerca, podemos estar ansiosos por nada». 

Max Lucado

“La voluntad de Dios no es que vivas en ansiedad perpetua. No es su voluntad que enfrentes cada día con miedo e inquietud. Él te creo para mucho más que una vida de angustia que te robe el aliento y de preocupación que divida tu mente. Él tiene un capítulo nuevo para tu vida. Y él está listo para escribirlo.”.

0 comentario en “Cómo vencer la ansiedad y encontrar paz en la Palabra de Dios”
  1. Cuan real es esto en nuestra vida diaria, pero que bueno que podemos descansar en El Señor y su Palabra, un tema muy apropiado para la actualidad, bendiciones Hermano, Adelante con la ayuda del Señor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *