La Armadura de Dios en la BibliaLa Armadura de Dios en la Biblia

¿Te sientes agobiado por las adversidades de la vida? ¿Has experimentado ataques injustos que te han desgastado emocional y espiritualmente? ¡No te preocupes más! Existe una poderosa herramienta que Dios ha puesto a nuestra disposición para enfrentar y repeler los embates enemigos: la Armadura de Dios. En este artículo, descubriremos cómo esta armadura te brinda protección y te lleva a la victoria en medio de las batallas que enfrentas en tu vida.

La Armadura de Dios en la Biblia, la encontramos específicamente en la carta del apóstol Pablo a los Efesios 6:14-18. En estos pasajes el apóstol comparte una metáfora a la Iglesia de Éfeso, para estar preparados frente a las asechanzas del enemigo. El apóstol les recuerda que la Iglesia está en guerra constante con las fuerzas de las tinieblas. Sin embargo, Pablo insta a usar cada pieza de la armadura de Dios para resistir sus ataques y permanecer firmes en medio de ellos.

El enemigo invisible

Hoy en día los cristianos aún luchamos en una guerra espiritual. Todos los creyentes nos vemos acosados por ataques del enemigo. Jesús nos habla a través del apóstol Pablo que la lucha no es contra fuerzas físicas, sino contra poderes invisibles, con estructura verdadera compuesta por:

  • Principados
  • Potestades
  • Gobernadores de las tinieblas de este siglo
  • Huestes espirituales de maldad en las regiones celestes

Por eso debemos conocer cada pieza de la armadura de Dios, que nos permitirá resistir los ataques.

¿Qué comprende la armadura de Dios? – El cinturón de la verdad

El apóstol en el versículo 14 dice: “ceñidos vuestros lomos con la verdad”, Satanás lucha con mentiras, pero los creyentes tenemos la verdad en Cristo Jesús, que derrota sus mentiras. La palabra lomos, en el griego antiguo es osfús (ὀσφύς), que se traduce como cadera. En el Imperio romano el cinturón simbolizaba el poder, la fuerza y la dignidad, ya que en la guerra el cinturón apretado aumenta la fuerza de resistencia.

El soldado podía correr y pelear con la confianza de que sus armas estarían a su alcance y sus vestiduras no caerían. Es por ello que Pablo hace alusión al cinturón y la verdad, pues sabemos que:

  1. Cristo es la verdad Juan 14:6.
  2. La Palabra de Dios es la verdad Juan 17:17 y
  3. Cristo es la Palabra Juan 1:1

En este contexto, la Palabra de Dios no falla ni admite términos medios, nos muestra confianza y su verdad nos alienta nuestra fe. Es Absoluta y garantiza el cumplimiento de todas sus promesas y pactos.

La Coraza de Justicia

La coraza era una protección de hierro que los soldados usaban de la cintura hacia arriba, para proteger sus órganos vitales. Consistía en una protección de cuero o de lona fuerte en la que se cosían o remataban placas de bronce y, posteriormente, de hierro.

La Justicia

Uno de los atributos de Dios, es la justicia, para el Señor la justicia es santidad. No es la justicia terrenal que vemos en los tribunales de nuestros países. Dios no se deja llevar por los argumentos de los abogados en los juzgados, ni aplica las reglas para que la prueba sea aceptada o rechazada. La justicia para Dios, es ajustarse a un nivel justo de conducta, con respecto a los demás. Generalmente los ataques de Satanás van directamente al corazón, el cual es el centro de nuestras emociones, autoestima y confianza. La aprobación de Dios es la coraza que protege nuestros corazones. Él nos aprueba porque nos ama y envió a su Hijo a morir por nosotros.

El Calzado del evangelio

Jesús dijo, en Mateo 28;19 Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo;”. Estad prestos a predicar del Señor a toda criatura. Es por eso que el calzado en la armadura de Dios, tiene relación con la buena disposición de difundir las buenas nuevas de Cristo.

Satanás quiere que pensemos que anunciar las buenas nuevas a otros es una tarea sin valor e imposible de efectuar, debido a la negatividad de la gente. Pero el evangelio, es el calzado que Dios nos ha dado para continuar proclamando la paz verdadera que está al alcance en Dios, es esa noticia que todos necesitan escuchar. El trabajo de evangelizar es grande y la necesidad es mucha, aunque las personas crean que no necesitan del Señor.

El escudo de la fe

El escudo era un arma defensiva del soldado antiguo, de forma ovalada, redonda o rectangular que se hacía de metal, madera o cuero. Se sujetaba al brazo mediante correas. El escudo protegía al soldado de las flechas, dardos y piedras del enemigo (Is 37:33). Los infantes de la vanguardia llevaban escudos grandes para cubrirse casi todo el cuerpo, pero los flecheros en la retaguardia solo tenían escudos pequeños.

¿Qué es fe?

Dice Hebreros 11:1, es la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve. Es creer que Dios lo hará. Después de este versículo, el autor del libro de hebreos menciona una serie de ejemplos, corroborados en la Biblia, sobre el papel que juega la fe en el creyente. Por esa razón, Pablo utiliza el escudo del soldado romano como símbolo de la fe del cristiano que es capaz de apagar los dardos del diablo.

Yelmo de la salvación

El yelmo, es un casco que usaban comúnmente los soldados en el tiempo antiguo, para protegerse la cabeza. Se hacían de cuero, pero más tarde se utilizó el hierro y el bronce. Una de las batallas que libramos los cristianos está en la mente. Satanás quiere que dudemos de Dios, de Jesús y de nuestra salvación. El yelmo protege nuestras mentes de poner en duda la obra salvadora de Dios, desechando la culpa de los pecados que hemos cometido y que nos llegan a atormentar.

Espada del espíritu

Esta arma, hecha generalmente de hierro, era protegida por una vaina, frecuentemente era de dos filos (Sal. 149:6). En esta metáfora, la espada es la palabra penetrante de Dios (Ef. 6:17; He. 4:12), la cual nos ayuda a cortar toda acción del enemigo, a través de su estudio y aplicación. Cada día, cúbrete conscientemente con la armadura que Dios pone a tu disposición. Aprende y comprende la naturaleza de esta protección divina.

¡Fortifícate con la Armadura de Dios y vencerás los embates enemigos!

En resumen, la Armadura de Dios es una poderosa herramienta que nos brinda protección y victoria en medio de los embates enemigos. A través de cada una de sus piezas, somos fortalecidos y equipados para enfrentar cualquier adversidad que se presente en nuestras vidas. Recuerda que no estás solo en esta batalla, Dios está contigo y te ha dado todo lo que necesitas para vencer. ¡Ponte la Armadura de Dios y avanza con confianza hacia la victoria!


La Armadura de Dios en la Biblia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *